Imprescindibles

Ventajas de la planificación estratégica de contenidos

Un dato publicado en la web Puro Marketing lo advierte con rotundidad: “menos del 5% de las organizaciones tienen una estrategia de marketing de contenidos formal”. Es decir, existe el dato empírico, irrefutable, de que aquellas pymes, comercios, organizaciones, despachos o autónomos que establezcan una planificación estratégica de contenidos para su web, tendrán una ventaja comparativa sobre la competencia. Nada menos.

Es necesario tomar conciencia cabal de una dimensión tan notable. No se puede estar en las redes sociales “porque sí”, habrá que escoger las más adecuadas para los objetivos perseguidos. No basta con tener muchos seguidores en ellas si ese público no forma parte del target objetivo del negocio ni interactúa con productos, servicios o marca. Está completamente desprestigiado dedicar tiempo a confeccionar escritos de autobombo que generan nulo interés y terminan siendo contraproducentes. La inanidad acaba en desprestigio.

Hay que estudiar, consultar y evaluar qué podemos aportar de interés a los clientes acerca de los productos, servicios e informaciones a través de la web y la capilaridad de las redes sociales. Ahora que el algoritmo se ha corregido, una vez más, con Penguin, han puesto las cosas en su sitio, ha quedado claro que los contenidos propios son los más relevantes. Que aquellos otros derivados de enlaces priman menos en los buscadores. Conviene, pues, implantar o reformar secciones en los sitios dedicadas a este menester, sea un blog (para interaccionar) o secciones de apuntes o artículos breves destinados a ese fin de generar textos atractivos para clientes potenciales o visitantes.

Pero nada de esto tiene verdadero sentido, y puede llegar a suponer un dispendio, si no se establece un plan adaptable. No tiene que ser perfecto, plateárselo así es complemente irreal porque medios y circunstancias son cambiantes. Gracias a la planificación, estos límites no impiden que se pueda reorientar nuestra web como un canal comercial.

Para comenzar con la estrategia de contenidos existe un punto de partida sencillo: unos objetos físicos muy asequibles que permiten desplegar el mapa mental para diseñar una planificación y sus itinerarios.


Bolis bic

Rotulador negro

Post its

Pizarra velleda

El próximo post versará cómo usar estos mariales y la periodización o calendario.